Wabi Sabi World

¿Cuántas veces has pensado que tus productos son much más bonitos en la realidad que en las fotos que tienes? ¿Cuántas veces has visto una buena sesión publicada y has pensado que te encantaría estar? ¿Cuántas veces te cuesta encontrar el material para alimentar las redes? ¿Cuántas veces has pensado que los clientes eligen una composición porque es lo que han visto, pero que si vieran otras también les gustarían y sería como «estrenar»?

Seguro que la respuesta es: muchas, muchas veces. Yo vengo con ganas de cambiar las cosas para que esa respuesta sea: antes mucho, ahora nunca.

Solos es difícil llegar a muchos sitios pero juntos, además de ser ameno, es más fácil y rápido. A mi me apasiona organizar sesiones, pero no de cualquier manera: a mi no me gusta improvisar. Respeto mucho el trabajo de los proveedores como para no dedicar horas y horas a preparar cada pequeño detalle para qe el fotógrafo dispare y dé en el blanco siempre. Todo tiene que tener un sentido y una historia. No me gusta hacer por hacer, todo lo que hago tiene un sentido, una razón de ser y un fin.

La sesión no empieza cuando suena el despertador esa mañana, la sesión empieza mucho antes, cuando surge la idea, empiezan las reuniones, la búsqueda de piezas para armar el puzzle… ese trabajo previo, y el trabajo de coordinación del propio día de la sesión es el mío.

Juntos podremos hacer cosas que nadie hizo antes.

¡Juntos podemos ser algo irrepetible!
Wabisabi World